Rutinas: Entregando el Poder a los niños

En casa, a pesar de intentar varias estrategias, la hora de dormir era una batalla. Luego de un largo día, la noche me llega con poca paciencia, quiero caer inmersa entre mis asuntos y dedicarme un rato exclusivo a mi. Mis hijos por otro lado llegan a la noche con energía, para ellos la noche es momento de cuentos ilimitados, de jugar en la cama guerra de almohadas, de inventar canciones e historias. Y a pesar de las estrategias caíamos en una lucha de poder: Yo exigía que se durmieran a cierta hora y ellos decían NO!
Yo no era consciente de esta guerra de poder, para mi, ellos necesitaban dormir a X hora para levantarse energéticos al otro día, y la hora de dormir no era negociable, olvidé que así como en todas las necesidades humanas, debía confiar en que mis hijos podían autorregularse si les daba un ambiente adecuado, de respeto, amor y firmeza.

Así pues, luego de un gran trabajo interno de confiar y crecer, nos reunimos y acordamos una rutina para acostarse. El objetivo final de la rutina era llegar a la cama y quedarse en cama, y cada uno se dormiría en el momento que lo requeriría, mientras tanto podrían leer cuentos en cama, o contarse historias (los dos niños colechan).
Imagen
Juntos hicimos escribimos en papelitos todas las actividades necesarias antes de ir a la cama, decidieron un orden y un tiempo, he hicimos este diagrama con un reloj a pila.  La manecilla de los minutos va mostrando a los niños los pasos a seguir. Ahora debo comerme las palabras cada vez que quiero dirigir su proceso, o apurarlos, solo cuando los veo dispersos les pregunto “¿Que muestran las manecillas del reloj?” Y como ellos mismos lo construyeron, no soy yo quien los dirige… son ellos respetando sus propios acuerdos. Así ellos saben que son ellos los que tienen el poder de sus vidas y la responsabilidad sobre sus decisiones, creando autodisciplina.

Y que pasa con los mas pequeños?
(Edito este post 4 años después, teniendo ahora un tercer hijo, una pequeña que aun necesita mas acompañamiento)
Junto a mi hija cree el mismo modelo, pero ahora con fotos (pongo fotos de referencia):

bedtimeroutine
Una tarde tomamos fotos de todas las cosas que ella debía hacer antes de dormir. luego las imprimimos y les pusimos un punto de velcro.
Cada noche las fotos están exhibidas en una cinta y cada vez que hace una actividad, toma la foto de esa actividad y la pasa a la cinta de abajo, así ella misma va viendo que ya hizo, y que le falta. Es un juego hacia la autodisciplina y que la motiva a el siguiente paso.
Una vez la rutina está lista, la ultima foto es de ella en la cama. En ese punto y respetando que ella es quien puede decidir cuando se va a quedar dormida, la única regla es: Quedarse en la cama y hablar bajo para que “la ciudad descanse”.

Otras ideas pueden ser: Poner las imágenes o fotos en un reloj, o crear su propio libro de dormir

wheelofchoice18b67cbd6d0fb161777d42d8634462ba

Imágenes tomadas de

http://blog.positivediscipline.com/2010/10/routine-chart-and-wheel-of-choice.html
http://www.thefussybabysite.com/blog/the-wheel-of-choice/

Una vez creada la rutina JUNTO con sus hijos, el éxito dependerá de la constancia, la firmeza y la cordialidad con que guíe cada noche.
Felices sueños!

 

Pamela Moreno

Mujer * Mamá De Tres * Esposa * Educadora * Community Manager* Educadora De Padres y Maestros En Disciplina Positiva * Miembro De La Asociación Internacional Positive Discipline Association
* Miembro Fundador De La Asociación De Disciplina Positiva Colombia

Anuncios

El mensaje oculto es el mensaje dado

El mensaje oculto es el mensaje dado

Un tema que siempre me ha atraído es la comunicación, verbal y no verbal. Y ahora con mis hijos es un tema muy importante, ¿como me comunico de una manera positiva?

El primer reto en términos de comunicación ha sido cambiar como digo las palabras: –Evitar hablar en negativo, cambiar un “No corras” por un “Camina a mi lado”.
-Evitar poner etiquetas y hablar de comportamientos, cambiando un “Eres muy brusco” por “Lo hiciste muy bruco”.
-Cambiar las ordenes por preguntas, cambiar el “Recoge los colores” por “¿Cuándo terminas de colorear que hacemos con esto?”
Estos cambios que parecen sutiles en términos de elección de palabras, han sido fundamentales para abrir la comunicación verbal con mis hijos y evitar luchas de poder. El otro gran peso de la comunicación, es la no verbal que no es siempre tan consciente y aun así la mas importante.

Según estudios de comunicación verbal y no verbal, las palabras son solo el 20% de lo expresado, dejando así un 80% a lo no verbal. Podemos decir “Te espero”, pero si nuestra expresión corporal y mental dicen “apúrate”, el niño recibe únicamente el ultimo mensaje, el mensaje oculto es el mensaje dado. Podríamos entonces comunicar mas con el silencio y una buena postura mental.
Haciendo consciente mi lenguaje no verbal, veo como logro mejores resultados. Cuando antes de decir lo “correcto”, siento en mi corazón que todo está bien, solo entonces el mensaje que quiero enviar es enviado.

Un gran reto para mi, mamá de dos preescolares son los enojos de mis hijos (otros dirían pataletas, a mi me parece irrespetuoso). Cuando uno de mis hijos llegaba al punto de estar irritado, gritando y llorando, si yo no conseguía un rápido desenlace me desesperaba y enojaba, y por mas que controlara mis palabras y solo pronunciara palabras de empatía, mi lenguaje corporal era apresurado, tosco y cerrado –obvio sin quererlo- y daba el mensaje de caos no solo a mi hijo enojado, sino al otro, que terminaba irritado también. El caos tardaba en desaparecer y luego, un sentimiento de culpa e inutilidad me invadían.

Ahora, cuando logro antes de actuar, pensar. Cuando antes de acudir a un episodio de enojo de mis hijos, respiro y pienso que todo está bien, cuando me repito mentalmente que la frustración es parte de la vida y que este momento es un momento de aprendizaje para todos, confío en que estaremos bien; solo entonces las palabras correctas llegan con el mensaje no verbal correcto, mi cuerpo es accesible, mi ritmo lento, mis palabras suaves, mi mirada es dulce y empática y el mensaje de “Estoy contigo, estamos aprendiendo y lo hacemos bien” llega con fuerza a mi hijo enojado y mas fácilmente (no siempre mas rápido) salimos del caos. Y cuando lo hacemos nuestros corazones están mas cerca, mas conectados y mas felices.

En Disciplina Positiva decimos “Conexión antes de corrección” y en la practica he visto que esta conexión también incluye conectarse con uno mismo y así actuar desde el amor y la fe.

¡¡¡INICIAMOS EL 2013!!! 360 OPORTUNIDADES PARA SER MAS CONSCIENTES DE LA MANERA COMO CRIAMOS

Abrimos este espacio para compartir información sobre Crianza. Seguimos la disciplina positiva y la crianza consciente.

En la red encontramos un espectacular video que les compartimos como regalo para inicio de año!

Para quienes no entiendan el ingles, les anexo la traducción del video en español.

Crianza con Consciencia

Como una psicólogo clínica, es mi privilegio ayudarle a la gente para que exploren su mundo interior, sus terrenos psicológicos, hora tras hora, escucho pensamientos, emociones y sentimientos.

Esta es mi data, esta data (información) me ayuda a entender que es lo que nos paraliza emocionalmente, como es que llevamos y afrontamos esto que le llamamos vida.

Con sus voces que claman llenas de necesidad mis clientes me invitan a sus vidas. Me cuentan historias llenas de amor, necesidades, temores escondidos y profundos deseos. Déjenme decirles que inevitablemente, estas historias terminan relacionadas a la infancia.

Todas hablan de algo en común, un ritmo similar, hablan sobre una necesidad, un tema que solo un padre puede solucionar, una sed, que solo un padre puede quitar.

El otro día, un hombre muy alto y robusto de 40 años vino a mi a explorar su difícil y particular relación con su padre. Si, atrapado en problemas de su infancia.. hasta su edad adulta. Y me dijo en un tono de voz de un niño de 8 años…. Alguna vez voy a lograr cumplir con las expectativas de mi papá?… Algún día va a aceptar el hombre en que me convertí? O Siempre seré un perdedor? El estaba buscando desesperadamente una aprobación que puede que nunca llegue.

Y que tal esta mujer de 30 años, hermosa, talentosa y exitosa… Ella gritaba, que me pasa.. porque estoy tan mal… Usted me dice que es porque mi papa tuvo una sobredosis cuando yo tenía 4 años… Pero cuando este dolor va a desaparecer?

Y la mujer que todo el tiempo se esta pellizcando y cogiendo la piel, un habito de toda su vida saben… Ella dijo estas, señalando sus cicatrices en todo su cuerpo, estas cicatrices empezaron el día que mi mama me dijo que yo era la razón por la cual papa nos había abandonado.

Ayúdame, cuando una de estas personas gritaba en silencio.. Quien soy, tengo integridad, soy importante? Valgo la pena? Preguntas esenciales para la vida. Pero no importa lo que yo les diga, mis palabras no tocan el fondo del problema… Porque ellos ya interiorizaron otra voz, la voz de sus padres. Esa voz que escucharon a temprana edad. Ahora, traten de borrar esa primera huella.

Es salvaje, atropella, caótica, impredecible… llega a ser la manera en que nos definimos, se vuele el aire que respiramos.

Padres, pocos tienen tanto poder o tienen una responsabilidad tan inmensa. Por esto estoy hoy acá. Para proponer que todos asumamos el rol de la crianza de una manera totalmente nueva, renovándola con curiosidad, con muchísima consciencia y con compromiso transformado. Porque nada es como la crianza, que debe ser la prioridad principal de la consciencia global, es clave, es lo que mas afecta la manera en que nuestros niños enfrentaran todo; Como se cuidan a si mismos, a los otros, el planeta, como demuestran compasión, tolerar las diferencias, manejar sus emociones, crear, inventar, innovar… Acá es en donde empieza la transformación global… No podemos pedirles a nuestros niños que tengan consciencia, si nosotros como padres estamos en deuda con el proceso de crearla. Todo empieza en nosotros y como los criamos.

Nuestros hijos están enfrentando retos que nunca pudimos haber imaginado, las evidencias nos dicen que están atrapados bajo la presión:

Créditos:

– Uno de cada 5 niños muestran señales de desordenes mentales ( Oficina General de Cirujanos de Estados Unidos).

Uno de cada 5 niños en America muestra señales o síntomas de un desorden psicológico. Esta es una estadística que te pone los pelos de punta.

Hace dos años, habían 662.000 niños que estaban en hogares temporales en America.….

Crédito:

662.000 niños en hogares temporales en el 2010 (Programa Familia Casey 2011).

El uso de drogas ADHD ha llegado a estadísticas exponenciales muy altas… un aumento global de 274%.

Crédito:

Aumento global de 274% de uso de drogas ADHD en niños (Scheffler, Hinshaw, Modrek, Levine 2007).

La Unicef corrió un estudio y encontró que los niños americanos son los segundos mas infelices.

Crédito:

Los niños Americanos son los segundos mas infelices (Estudio de La UNICEF 2007).

Se hizo un estudio en el Reino Unido con 30.000 niños, y se reporto que uno de cada 10, mayores de 8 años, es infeliz.

Crédito:

Uno de cada 10, mayores de 8 años, son infelices. (Estudio en el Reino Unido con 30.000 niños).

Algo se esta perdiendo, necesitamos parar y poner atención. Necesitamos criar a nuestros niños de manera diferente. Ahora, obviamente la crianza influenciadora no es el único factor, hay muchas otras influencias conflictivas, confusas que chocan entre si en las vidas de nuestros hijos que los forman indeterminadamente. No somos los únicos, existe la neurobiología, el temperamento, presiones sociales, pobreza, podemos culpar la psiquiatría, la educación, a la industria farmacéutica y hasta al gobierno. Seguramente tendremos la razón, pero nuestra influencia sobre estos miedos es relativamente limitada. Déjenme decirles en donde tenemos poder indudable…. Es en el cuidado de la relación que tenemos con nuestros hijos. Entre nuestros hijos y nosotros, momento tras momento tras momento. No hay que hacer nada glamoroso. Desde muy temprano en la mañana cuando se lavan los dientes, cuando les quitas el morral, cuando les secamos sus lagrimas, cuando les quitamos sus miedos, cuando los acuestas en la noche… es en estos momentos en donde cada uno de nosotros tiene un poder transformador … No hay excusa alguna.

Ahora, no hablo como una psicólogo clínica, exponiendo sus convicciones. Existe ciencia real detrás de esto, que muestra que la relación en la crianza impacta no solo nuestra racionalidad y nuestra emocionalidad, también impacta nuestra neuro biología. Miren esto, dos cerebros de dos niños de 3 años,(Créditos: Normal – Descuido extremo) grandes diferencias de tamaño, se preguntaran porque.. es acaso una mutación genética? No. La diferencia radica en la calidad de la relación que tuvieron con su madre. El que esta a la izquierda (de ella) sufrió descuido extremo, el de la derecha (de ella) disfruto una relación llena de conexión. Las posibilidad es que el niño de la izquierda crecerá siendo un adulto con un alto riesgo de caer en las drogas, en el crimen, con un coeficiente intelectual bajo y lo mas trágico una capacidad disminuida de empatía y relacionamiento.

Ahora, la madre del niño de la izquierda seguramente no era malvada, probablemente amaba a su hijo, saben, no herimos a nuestros hijos porque seamos malvados o mal intencionados, seguro no es por la falta de amor, herimos a nuestros hijos por una sola razón… Es porque nos estamos hiriendo a nosotros mismos y a penas lo sabemos. Esto sucede porque somos inconscientes, es porque hemos heredado una carga emocional inmensa que viene de nuestros padres. Estamos sentados sobre una carga emocional que esta encerrada, inconscientes que la tenemos, esperando a ser detonada en cualquier momento. Y quien mas que nuestros hijos para detonarla, ellos saben exactamente que nos afecta, y es a través de nuestros hijos es que tenemos la oportunidad de ver en primera fila, como si fuera un teatro, los actos de nuestra inmadurez emocional. Saben, recuerdan cuando perdemos el control con nuestros hijos y pensamos que son malvados y monstruos , lo mas seguro es que ellos no son así, sino que detonaron una herida antigua que guardada en nuestro interior… nos hicieron sentir cosas que no queremos sentir, nos hicieron sentir sin poder y fuera de control.. impotentes y para poder recuperar un poco el sentido de superioridad nos vamos en contra de ellos por pura reacción. Saben cuando recriminamos a nuestros hijos, porque eres así, porque no haces esto, porque no puedes ser como ella… lo mas seguro es que no sean así, es porque nosotros venimos de un lugar en donde falto algo y porque nosotros vivimos bajo la tiranía de un critico interior muy severo. Recuerdan cuando nuestros hijos son irrespetuosos, cruzan nuestros limites, y nos unimos con nuestros amigos a hablar de nuestros hijos malvados…. Lo mas seguro no es porque sean salvajes y caóticos, es porque nosotros mismos tenemos un problema con nuestro liderazgo, con nuestra consistencia, con el orden, con el manejo de los conflictos, al decir NO. Nuestros hijos llegan a nosotros íntegros, completos y con el derecho a recibir, podrían ser felices con dos palos, una piedra y una pluma, pero como nosotros hemos sido condicionados profundamente de manera inconsciente, separados de nuestro sentimiento de presencia, de nuestra integridad, de nuestro sentimiento de compenetración y de nuestro sentimiento de abundancia… que proyectamos un sentimiento de que algo falta, y les enseñamos que no dependan de su sentimiento de ser persona para ser valorados y considerados… sino que miren hacia fuera, miren el ferrari,,, la oficina en la esquina de una gran empresa, el casino, miren la botella, la aguja, a las esposas 1,2 y 3, a donde vives, de donde te gradúas, esto debido a que fuimos separados del sentimiento de existir, estamos siendo consumidos por el hacer. Así es que conocemos el valor propio. Todo el tiempo les enseñamos a nuestros hijos que no solo puede jugar, les enseñamos que lo importante es lograr, no puedes tener un pasa tiempo, debes poder venderlo, no puedes simplemente soñar, debes siempre soñar en grande, y para que soñar, si no puede ser exitoso.

Es tiempo para que todos cambiemos, es tiempo que miremos adentro de cada uno y cambiar y dejar de ser el niño que necesita arreglo, el niño que tiene el problema, y ver esta forma de crianza evolucionada como la solución.

Todo lo que nosotros, como padres, nos conocemos a si mismo, es lo que nuestros hijos se van a conocer a ellos mismos. Todo lo que nosotros como padres hagamos, amemos profundamente, nos riamos a carcajadas, arriesgar sin miedo y perder libremente es lo que nuestros hijos van a disfrutar el amor y la libertad, si somos capaces de salir corriendo bajo la lluvia y no preocuparnos por cuanto nos mojamos… será el alcance que nuestro hijos van a tener para vivir una vida llena de valentía.

El Tiempo de despertar es ya, la paradoja de la crianza debe cambiar, no mas crianza con el gran papá, ahora debemos considerar a nuestros hijos iguales a nosotros, debemos considerarlos como mejores agentes de transformación. Nuestros hijos son nuestros despertadores, son nuestros maestros. Es hora que nosotros los padres, contestemos esa llamada, es tiempo de parar, reflexionar, de conectarnos con nuestra propia abundancia, de confiar en nuestros hijos, de entender su brillantez, de seguir su liderazgo, de amarse a si mismo, de crear un propósito, de entrar a valorar, de ser agradecido, y así es como nuestros hijos van a absorber integridad, abundancia, orgullosos de si mismos y fuerza interior (espíritu), y desde ese lugar, van a volar libres.

Es tiempo para nosotros los padres que contestemos nuestro llamado, es hora de nuestro propio despertar, el momento es ya y nuestros hijos están esperando.”