MANEJO DE PATALETAS (MOMENTOS DE ENOJO)

 Image courtesy of David Castillo Dominici at FreeDigitalPhotos.net ¿CÓMO SE MANEJAN LAS PATALETAS CON DISCIPLINA POSITIVA? Recientemente me hicieron esta pregunta, y me encantará compartir con todos las estrategias que podemos utilizar.

Para empezar, mejor hablemos de enojo, momentos de ira, rabia…. cuando desde el mismo nombre tú le cambias la perspectiva a un sentimiento que tú mismo -como adulto- tienes, mas fácilmente puedes tener empatía con el otro: Cuando digo “Mi hijo está furioso!!!” Puedo recordar cuando yo he estado furiosa en la vida adulta, tan molesta que quiero acabar con el mundo, pero no lo hago por que he ganado algo de Autocontrol.  Ahí, uno mismo tiene la respuesta, debo concentrarme en ayudar a mi hijo a generar autocontrol. No es la meta entonces que mi hijo deje de sentir rabia/furia, pues es imposible y lo sé por mi propia experiencia. En cambio ningún adulto se puede reconocer a sí mismo haciendo pataletas, las pataletas las conceptualizamos como expresiones absurdas, sin razón, exageradas, con objetivos manipuladores, etc. .. y no, no es fácil aceptar que las vivimos en nuestra propia vida adulta, por lo cual es mas difícil empatizar con el niño.

Teniendo esto en mente, y sabiendo que es imposible controlar el comportamiento de otro, hablemos de como manejar la situación, entonces la pregunta sería: ¿CÓMO MANEJO LOS MOMENTOS DE ENOJO DE MIS HIJOS CON DISCIPLINA POSITIVA? Primero sintiendo empatía, recuerda que los sentimientos no son ni buenos ni malos, todos los tenemos y están ahí porque son útiles.  Esto también nos ayuda a tomar distancia emocional, mi hijo está furioso, es un sentimiento de MI hijo, no es nada contra mí. Ese sería el paso dos, tomar distancia emocional, no intentar remediar o eliminar los sentimientos de enojo es una manera de mostrar respeto por lo que nuestro hijo siente. Hagamos este ejercicio: Visualiza que llegas de la calle, venías caminando y pasaste frente a un charco de agua,  en ese momento un auto con dos jovencitos pasa acelerando por el charco y se nota como, a propósito, quieren mojarte con esta agua sucia. El carro se aleja veloz pero casi puedes oír sus risas, tu ropa queda pegajosa y tu piel sucia con el agua… Incluso el cabello te ha quedado hecho un desastre. Estás cerca de casa así que llegas muy enojado, vociferas y te quitas la ropa furiosos en la puerta –no sea que también se ensucie la casa-. En casa está la tía Rosa, quien te ve discutiendo y con su autoritaria te dice “Cálmate, no ha pasado nada, sólo debes quitarte la ropa y dejarla en el cesto. ¡Vamos! Vente a jugar ajedrez conmigo” Como te sentirías, quizá por ese autocontrol ganado no gritarías a la tía Rosa, pero de seguro pensarías “¡¡¡Acaso no se da cuenta!!! ¡¡¡Estoy furioso!!! ¡¡No tengo ganas de jugar a nada!! ¡¡Quisiera encontrar esos jóvenes y hacerles lavar mi ropa!!” Así que las buenas intenciones de la tía Rosa solo te han puesto mas molesto. ¿Que pasaría en cambio si la tía Rosa, al verte tan alterado, pregunta qué paso y luego escucha en silencio cómo descargamos todo nuestro enojo, luego en un momento oportuno apoya su mano en la nuestra y nos muestra toda su comprensión a lo que sentimos?
Retomando entonces, las herramientas en los momentos de enojo de nuestros hijos son la empatía,  distancia emocional, cercanía corporal (dar la mano o abrazar) y escucha activa. Muchos niños pequeños en estos momentos de enojo necesitan descargar físicamente su sentir, por lo cual pegan puños o patadas, si reconocemos que nuestros hijo NECESITA hacerlo, guíalo a lo que sí puede golpear (almohadas, cojines, sillones, muñecos, etc) y  no permitas que te golpee a ti o a otros, así que mientras aprende podrías darle algo de espacio para que no te golpee, firme y amablemente dile que “No permito que me pegues o que le pegues a otra persona, pero puedes descargarte con X cosa”. Cuando nos respetamos a nosotros mismos estamos enseñando a nuestros hijos para cuando en el futuro alguien quiera golpearlos o abusar de ellos de otra manera.

Entre nuestras herramientas de cómo prevenir un gran ataque de ira de nuestros hijos, tenemos: –       Anticiparse –       Distraer –       Modelar el manejo de nuestros ataques de ira –       Crear un espacio para relajarse  -Tiempo Dentro (en contraposición con el tiempo fuera) –       La rueda de las opciones de calma –       Llevar a acuerdos –       Crear juntos rutinas –       Entre otras.

Anuncios

12 thoughts on “MANEJO DE PATALETAS (MOMENTOS DE ENOJO)

  1. Excelente Pam, lo comparti ya con las profesoras y psicologas del colegio. Lo compartire en el blog, como extra de la semana, te esperamos la proxima parra nuestra entrada quincenal. Avisanos cuando saques cursos tengo varias interesadas, no has pensado en premiar por recomendar tus cursos online? Preguntale a Monica Salazar de Familia Libre. Abrazos

  2. Me parece muy claro todo esto, aveces me parece dificil poder encontrar la manera de orientar el enojo de mi hijo hablando o explicandole por que es muy pequeno, tiene 15 meses pero ya muestra su enojo golpeando o arrojando cosas, que podria hacer con el en un caso.como el siguiente: mi hijo tiene cuatro carritos para el llegan varios ninos mas grandes y le piden uno el les dice que no, y uno de esos ninos no respeta la decision de mi hijo le arrebata un carrito y mi hijo llora enojado y avienta sus demas carros, si el nino o yo le regresamos todos sus carros los arroja y llora mucho y muy fuerte muy molesto? si lo abrazo me quita, si le doy la mano me suelta y me avienta si hablo.con el me golpea que puedo hacer?

    1. Tabata, lo que le sucede a su hijo es completamente normal y válido. Imagínate que tienes 4 hermosos pendientes, muy importantes para ti. Una tarde llega una amiga y te pide uno de ellos prestado. Le explicas que no los puede tener y sin importarlo ella los toma y se va para una fiesta. Llega de la fiesta y te los devuelve, los pendientes están en perfecto estado y ya están en tu poder.
      ¿Como crees que te sentirías? ¿acaso no quisieras, como tu hijo, tirarle con todo, lograr y gritar muy fuerte?
      yo en esa situación, seguro que sentiría igual que tu hijo quizá con los años he aprendido algo de autocontrol y no le lanzaría nada (pero ganas no me faltarían). Así pues, lo único que podría alguien hacer para ayudarme sería validar mis sentimientos, escuchar en silencio mi enojo y esperar pacientemente a que yo recupere el control.
      Espero haber logrado ponerte en la situación de tu hijo para que puedas simpatizar con su enojo y así poderle acompañar durante el mismo.
      Un abrazo.

  3. Hola, mi bebe tiene 16 meses y ya quiero dejarla de amamantar…. Una vez intente no darle pecho, y su enojo duro como 1 hora, de hecho se quedo dormida llorando. Eso me partio el corazon… No se como hacer para que este proceso de dejarla de amamantar no sea tan traumatico, quisiera que ella misma la dejara, que piense que ya no la quiere y la deje… Te agradeceria mucho tu consejo… Gracias….

    1. Yani,
      TE copio un estracto de una nota realizada por Mónica Serrano, que me encanta, pues habla de un destete respetuoso para contigo y el bebe.
      “1. Elegir un período en el que la madre pueda estar muy disponible emocionalmente.

      La limitación de acceso al pecho materno que supone el fomento del proceso de destete va a generar al niño la necesidad de un apoyo emocional importante por parte de su madre.

      La demanda afectiva del niño podrá verse incrementada y, con ella, la necesidad de respuesta emocional por parte de la madre.

      Por esto, es esencial que se seleccione una etapa en la que la madre se sienta con la capacidad emocional suficiente como para sostener a su hijo, responder a su demanda afectiva y no sentirse sobrepasada por todo ello.

      Es importante que trate de iniciar este proceso en un momento de su vida en que se sienta tranquila, emocionalmente estable.

      2. Seleccionar un período en el que la madre se sienta capaz fomentar nuevas maneras de intercambio afectivo y de comunicación con su hijo.

      Uno de los mayores retos del destete es generar o fomentar formas de intercambio de afecto y de comunicación entre la madre y el niño.

      El amamantamiento supone estrecho contacto físico, dedicación exclusiva por parte de la madre hacia el niño y del niño hacia la madre y períodos de tiempo compartidos de relación íntima entre ambos.

      Cuando se inicia el proceso de destete, es fundamental establecer y promover interacciones entre la madre y el niño que conserven estas características del amamantamiento: contacto físico, atención exclusiva, tiempo compartido de intimidad.

      De este modo, la madre y el niño dispondrán de estrategias emocionales y formas de relación que les permitan conservar la riqueza afectiva que les proporcionaba el amamantamiento.

      3. Buscar un período en el que el padre u otros familiares vayan a estar disponibles para sostener a la madre y al niño.

      El apoyo por parte del padre u otros familiares cercanos es importante durante el período de fomento del destete.

      Resulta esencial que la madre y el niño dispongan de acompañamiento emocional de otra persona cercana, que les apoye durante el proceso.

      El padre o familiar cercano puede ayudar a la madre a responder a la demanda afectiva del niño y, también, sostenerla emocionalmente a ella a lo largo de este proceso.

      4. Elegir un período de tiempo aparentemente tranquilo en la vida del niño.

      Es fundamental iniciar el proceso de fomento del destete en una época de pocos cambios en la vida del niño.

      Es importante no hacerlo en períodos coincidentes con otros retos en su vida: inicio de la escolarización, nacimiento de un hermano, mudanza, separación, cambios de trabajo de los padres… pues en estas fases de cambio, el niño necesitará más el apoyo de la succión de pecho materno.

      Asimismo, siempre es bueno facilitar la adaptación del niño a los cambios fomentando que se produzcan uno a uno siempre que sea posible.”
      mira la nota completa en: http://www.psicologiaycrianza.com/2014/01/aspectos-emocionales-del-destete-en.html

  4. como aplico esto en mihija de 17 meses, ultimamnete ha empezado a golpearme y golpearse a ella msma cuando se enoja, no me deja hacer nada, quiere estar siempre en la calle o en casa de mi mamá,quien se enoja mucho cuando mi bebé toca sus cosas y hasta han llegado a cerrarles las puertas de sus cuartos para que no tque nada y mi hijita tocando tocando la puerta sin respuesta, no sé como hacerle entender que nosotras tenemos nuestro espacio, nuestras cosas, no sé como ponerle limites sin ser autoritaria. siempre recibo críticas por su conducta, que es mi culpa por prestarle mucha atención que todo niño aprende de los golpes que se da y como yo no la dejo… estoy muy desesperada quizas tome el camino incorrecto. Quisiera una guia ayuda para sobrellevar esto porque cada ia e me hace más difícil

  5. Hola, mi hija tiene cuatro años, tiene un carácter muy fuerte, le cuesta mucho compartir en un espacio de juego, no considera las ideas de otros es muy mandona, antes pegaba ahora esto último lo ha regulado. Es hija única. De todas formas he fomentado la buena convivencia, pero no hay caso.me sobre pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s