Tabla de las metas equivocadas

Cuando un niño tiene un mal comportamiento, realmente nos está diciendo de algo que necesita y si es recurrente el mismo mal comportamiento es porque ha econtrado que así logra su meta. Por ejemplo, el niño que quiere ser tenido en cuenta, ha encontrado que si pide atención excesiva gritando y gritando, logra que lo vean y así siente que es tenido en cuenta. La invitación entonces es a responder al mensaje oculto, en el ejemplo de arriba sería “Quiero ser tenido en cuenta” y no al mal comportamiento (gritar y gritar).

Vamos a descifrar el mensaje tácito (oculto) en el mal comportamiento de los niños, para lo cual, la primera y mejor pista es como nos sentimos los adultos ante el comportamiento. Una vez descifrado el mensaje tácito vamos a buscar soluciones que respondan a este y no al mal comportamiento. Esta será la manera mas certera de terminar con el mal comportamiento.

Tabla de las metas equivocadas

Tabla de las metas equivocadas copia

¿Qué quiere decir mi hijo con su mal comportamiento?

Imaginemos que llegamos a un planeta donde las personas expresan sus sentimientos sólo parpadeando, hay un código especial para cada sentir, pero nosotros lo desconocemos, entonces intentamos con palabras y gestos comunicar como nos sentimos, difícil no? Seguro que eventualmente aprenderíamos cuántos parpadeos y a qué velocidad se deben dar para decir “triste” o “asustado”, pero ciertamente nos tomaría algún tiempo.

Ahora bien, los niños nacen con la capacidad de expresar sus sentimientos sin palabras: lloran, gritan, pegan; quizá aunque ya aprendieron a hablar desde hace años (seguro que en el escenario de arriba, el problema no era saber parpadear), no saben como expresar con palabras los sentimientos, esto les toma tiempo.

Imagen

Nuestros hijos con sus malos comportamientos nos están comunicando sus sentimientos y necesidades, nos dicen que están cansados, tristes, aburridos y es menester nuestro ayudarles a descifrar que sienten y a ponerles palabras y quizá enseñarles maneras aceptadas de

expresarse*.

Nuestros hijos, como todos los seres humanos, todo el tiempo están tomando decisiones según lo que perciben (sienten) y piensan (sea cierto o no). Ejemplo: Me siento amado, pienso que soy vital y decido cooperar. Pero si por el contrario siente que no le escuchan, piensa que debe hacerse notar y decide pegarle a su hermano.

Al final, cuando nuestros hijos se comportan mal, solamente nos están diciendo: “Soy un niño y quiero pertenecer”, cómo responderías a esa súplica?

* Los sentimientos no son ni buenos ni malos, simplemente son humanos, y como tal debemos aceptarlos y buscar maneras respetuosas de expresarlos nosotros para modelar lo que queremos de nuestros hijos.

Pamela Moreno
(Entrada original en http://abrazarte.org/2012/10/03/que-quiere-decir-mi-hijo-con-su-mal-comportamiento/)